Apps para mayores

España es una de las sociedades de Occidentales en que más ha envejecido la población autóctona. De hecho, se calcula que, debido al aumento de la esperanza de la vida, en 2050 nuestro país podría convertirse en el más longevo del planeta. Al mismo tiempo, se trata de un país donde las tecnologías se han desarrollado a toda velocidad en un espacio histórico y cronológico muy breve (de menos de treinta años a esta parte), con una explosión generalizada del uso de Internet y sus tecnologías vinculadas, que se remonta a finales de los 90/principios del 2000.

Hemos de tener en cuenta que, más allá de la incipiente informática de los años 60-70 (de hecho, el vocablo informática entra en el idioma castellano en los 60, de la mano del erudito Cayetano Enríquez de Salamanca), y más allá de la, todavía relativamente tímida, entrada de los ordenadores personales y teléfonos celulares (hoy llamados móviles) en la vida hogareña y laboral de los españoles de los 80, la verdadera explosión tecnológica de la información y la comunicación se produce a partir de la segunda mitad de los 90, cuando se generaliza el uso del móvil y del PC en todos los hogares españoles, y no digamos ya cuando a finales de esta década y principios de la del 2000, cuando se generaliza, o casi pudiéramos decir universaliza, el uso de Internet.

Y este no se generaliza realmente en las redes móviles hasta la década del 2010. Por lo tanto, es necesario tener muy en cuenta que las personas ancianas realmente han tenido entre diez y veinte años para adaptarse gradualmente a un nuevo modo de vida en que Internet y las apps desempeñan un papel protagónico.

Sin embargo, también es cierto que, en la última década, las personas mayores se han incorporado con creciente entusiasmo al uso de esas nuevas tecnologías de la información y de la comunicación, fundamentalmente la informática, y aplicaciones como Facebook y Whatsapp. No obstante, el uso en 2018 continuaba siendo relativamente bajo: frente a un casi 100% de uso entre personas de 16 a 24 años, el porcentaje entre las personas de edades avanzadas continuaba siendo tan sólo de un 30% aproximado. De ahí que las apps para mayores posean importancia en este panorama sociológico.

Sin embargo, el consumo de nuevas tecnologías por los más mayores tiende a incrementarse en los últimos años. De ahí la importancia e interés de las apps para personas mayores: para llenar ese hueco y familiarizar a las personas de edad avanzada con el mundo tecnológico gracias a aplicaciones que se adapten a ellos.

Las 9 mejores aplicaciones para personas mayores

A continuación, veremos algunas de las mejores aplicaciones para personas mayores, que pueden utilizarse para diversas actividades, necesidades y menesteres propios de la tercera edad:

  • Podómetro. Esta herramienta, igualmente conocida como contador de pasos, sirve en efecto para contar los pasos de una persona, aunque sin registrar dónde se ubica. Así, permite conocer el número de pasos dados y conocer el recorrido del día, para saber si ello se adapta al ejercicio deseado para mantener un óptimo ritmo cardiovascular y un sano tren de vida. Una de las más útiles apps para mayores.
  • Simple Radio. Se trata de una radio de fácil uso, con una interfaz que es de gran sencillez para que las personas mayores puedan cambiar de dial y encontrar la emisora que quieran escuchar. La radio es un medio de comunicación muy empleado por la tercera edad, y téngase en cuenta que en épocas recientes de nuestra Historia ha ejercido un papel decisivo, ya que, hasta los años 70, no se generalizaron los televisores en los hogares españoles (antes existían, sobre todo en zonas rurales, los teleclubs, ideados para que varios vecinos sin medios económicos pudiesen compartir este medio de comunicación; y también la arraigada costumbre de ver la televisión con vecinos y amigos que carecían de este aparato). Por lo tanto, en gran parte por costumbre todavía basada en usos del subdesarrollo reciente, o meramente por afición, la radio es muy consumida por los ancianos, por lo que esta es una de las más apetecidas aplicaciones para mayores.
  • Alarma de medicamentos. Medisafe es una aplicación diseñada para avisarnos del momento en que hemos de tomar los fármacos, y de la dosis prescrita. Su gran utilidad reside también en que es válida para gente del más variopinto espectro de edad, siempre y cuando necesiten tomar una determinada medicación.
  • Lupa. También conocido como Magnifier, se utiliza con la cámara del móvil, para la amplificación de imágenes reales. Pensada para personas con problemas de visión. Incorpora zoom para ampliar la imagen, y también puede congelarla para las personas que tienen problemas de pulso.
  • Wiser. Diseña la pantalla del dispositivo móvil para que sea más accesible a las personas de avanzada edad.
  • Juegos mnemotécnicos. Las apps de juegos de memoria sirven para mantener entretenida y en forma la mente del adulto mayor, y además contiene una gran variedad de juegos a elegir.
  • Simple Senior Phone. Se trata de una interfaz simple que, mediante lupas, contactos de emergencia, linterna, calculadora, etc, permite al adulto mayor manejar su dispositivo móvil con mucha mayor facilidad y sin complicaciones.
  • Amplificador. Es una aplicación que amplifica el volumen del audio del dispositivo, para así facilitar la audición a personas con pérdida de esta facultad.
  • Swiftkey. Agranda la apariencia del teclado para hacer más fácil su uso.

Así pues, las apps para personas mayores han sido diseñadas ex profeso para eliminar todos los obstáculos que alejan a las personas del uso de las nuevas tecnologías, y poder integrarlas así en la sociedad actual, por lo que sin duda alguna, se trata de creaciones tecnológicas cada vez más necesarias.

Las aplicaciones para mayores son una gran ayuda para la adaptación de las personas al nuevo tren de vida tecnificado, y también para hacerles la vida más fácil.