fases-alimentación-bebé

Los primeros meses, y años, del nacimiento de tu bebé, la alimentación es una de las cosas más importantes y a la que tenemos que prestarle más atención. Qué darle de comer a tu bebé en la primera etapa de su vida es clave para proporcionarle los nutrientes necesarios para el desarrollo físico y psicomotriz.

La alimentación en las primeras etapas de vida le proporcionará todos los nutrientes necesarios para que crezca sano. Es el momento de preocuparse por su correcto desarrollo y los hábitos saludables que jugarán un papel clave en la salud del adulto.

En este sentido, se tiene cada vez más información sobre la alimentación infantil y como afecta a la salud cuando se es adulto. Conocer los distintos tipos de alimentación de cada etapa de la vida de un niño, y más aún cuando es bebé, es sentar las bases para un correcto desarrollo.

Desde el nacimiento hasta que llega a los 3 años aproximadamente, la alimentación del bebé pasa por tres fases. Sabemos que te preocupas por cómo debe ser una buena alimentación para él, por eso queremos darte toda la información que necesitas y que debes tener en cuenta a la hora de alimentar a tu bebé:

Fases de la alimentación del bebé

  • Bebés de 0 a 6 meses: Fase de lactancia

Durante los primeros meses de vida, los bebés deben alimentarse de la leche materna o de leche de fórmula. Si bien, sería óptimo poder hacerlo de leche materna exclusivamente, por todas la propiedades nutricionales que aporta al bebé.

Los Pediatras recomiendan que la lactancia se realice en exclusiva hasta los 6 meses de edad. A partir de ese momento, el intestino del bebé estará preparado para ingerir alimento de forma natural.

  • Bebés de 6 a 12 meses: Fase de transición

En esta etapa, el bebé necesita más nutrientes que aquellos que le aporta la leche materna o de fórmula. El bebé seguirá teniendo como base la leche, pero se le complementará con otros alimentos ricos en calcio, hierro y otros nutrientes.

Pasados los primeros 7 meses de vida, el bebé comienza con la masticación rítmica, aunque no tenga dientes. Por tanto, debe ingerir alimentos suaves o semisólidos, como purés, papillas o trocitos pequeños de comida. Además, se aconseja que siga tomando al menos 500 ml de leche al día. Alimentos como las verduras y frutas suaves, cereales, pollo cocido y en puré, papillas comerciales… A partir de los 8 meses podrás incluir en su dieta leche de vaca o yogurt natural.

  • Bebés de 12 a 24 meses: Fase de adulto

Cuando el bebé alcanza el año de edad y va desarrollando sus capacidades psicomotoras, puede tener una alimentación más similar a la de un adulto. Se le pueden dar muchos alimentos, aunque es recomendable ir de manera progresiva.

También empezará a probar otros sabores y texturas y, poco a poco, aprenderá a beber en un vaso y a utilizar el tenedor y cuchara. Es el momento de incorporarlo a su trona y que sea el mismo el que experimente y descubra la comida. Comenzará a mostrar también sus preferencias y gustos al respecto.

Tu bebé debe acostumbrarse poco a poco al proceso de alimentación y a comer de forma saludable. Crear un hábito con la comida y hacerle partícipe de esta. Debe experimentar, mancharse, descubrir olores y sabores, nuevas texturas…En definitiva, debe aprender a comer. Es la ocasión perfecta para crear momentos especiales entorno al niño y disfrutar de su avance y descubrimientos en relación a su alimentación.

Las fases de alimentación del bebé son un mundo tanto para él mismo como para los que le rodean.