Cuidadora interna

El sueldo de una cuidadora interna en 2020 es uno de los pormenores esenciales que debemos conocer si queremos contratar este servicio, tan necesario a día de hoy, y más con la disminución del crecimiento vegetativo y el más que visible envejecimiento demográfico por el que viene transitando nuestro país desde hace ya algún tiempo.

La cuidadora interna es una figura profesional que está proliferando considerablemente en nuestro país y época, en tiempos en que la disminución más que notoria del crecimiento vegetativo y el incremento de la esperanza de vida (que en España se ha duplicado a lo largo de las tres últimas décadas, según informes de la OMS) dan como resultado el acelerado envejecimiento de la población.

Según la propia Organización Mundial de la Salud, hacia el 2050 nuestro país se convertiría en el país más envejecido del planeta, con un 30% de la población por encima de los 65 años de edad, y, dentro de esa proporción, un 25% aproximado de octogenarios. Primero el señalado ascenso del bienestar económico entre la segunda mitad de los años 80 y la década de los 90, y en segundo lugar los problemas económicos graves que padece nuestro país desde la década del 2000 (sobre todo desde el 2007-2008 en adelante), por un lado, han incrementado más que notoriamente la esperanza de vida de la población, y, por otro lado, han terminado frenando el crecimiento vegetativo, habida cuenta de la carestía de la vida, los señalados problemas inmobiliarios y laborales, etc, que dificultan a una porción creciente de la población joven, e incluso de mediana edad, el formar una familia. Estos factores conjugados son los que inciden de forma más sensible en tal situación poblacional.

Dentro de esta nueva situación social que ha venido aflorando con el envejecimiento demográfico, estas profesionales -ya que se trate de una profesión copada en su inmensa mayoría por mujeres- devienen así una figura esencial. El sueldo de una empleada interna es uno de los gastos fundamentales que habremos de conocer y afrontar si queremos asegurarnos del bienestar de las personas mayores y dependientes de nuestro hogar y de nuestro entorno familiar, esas personas que tanto nos importan, pero para las que no solemos disponer del tiempo ni de los conocimientos asistenciales adecuados.

El sueldo de una cuidadora interna se establece anualmente merced al Salario Mínimo, y es de vital importancia que lo conozcamos, pues, para evitar todo género de malentendidos y de problemas laborales y legales. Ello viene fijado y regulado por el Real Decreto 231/2020, de 4 de febrero, por el que se fija el salario mínimo interprofesional para 2020. Existen, pues unas tablas del Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, que podemos consultar en este mismo artículo, y que nos despejarán toda suerte de dudas al respecto.

El sueldo de una cuidadora interna en la actualidad

Las retribuciones de una cuidadora interna varían según reciba las 14 pagas anuales completas, o bien solamente las 12 pagas prorrateadas, ambas alternativas según lo establecido por el marco jurídico vigente.

El salario mínimo (salario base) ha pasado los de 900 euros previos del pasado año, a 950 euros (en 14 pagas). En concreto, el salario mínimo interprofesional se situará en 31,60 euros al día, 950 euros al mes y 13.300 euros al año.

 

Días trabajadosPaga prorrateada (12 pagas)14 pagas
Cuidadora interna en días de entre semana1108,34 euros mensuales950 euros mensuales

 

Como es fácil apreciar, estas proporciones retributivas se ajustan a lo establecido en el Real Decreto del Consejo de Ministros de 28 de diciembre de 2018, por el que se establecía el Salario Mínimo Interprofesional para el año 2019. Por ello, el sueldo de una cuidadora interna ha aumentado notablemente desde el año 2018 (858 euros al mes en 12 pagas), hasta la proporción actual, que pretende adecuarse más al coste de la vida en los momentos presentes.

Cuánto cobra una interna varía también en función de las horas semanales

En efecto, la proporción de horas semanales trabajadas también condiciona a su vez la proporción o prorrata del salario, es decir, cuánto cobra una interna. Ello puede apreciarse nítidamente en los siguientes datos que proporcionamos aquí para conocer con mayor precisión el sueldo de una cuidadora interna en 2020

El salario base de una cuidadora interna en 2020 es de 950 euros en 14 pagas o 1108,34 en 12 pagas.

Al ser una profesional interna y no meramente externa o por horas, su trabajo es de jornada completa de 8 horas y pernocta en el domicilio donde ha de desempeñar su tarea.

Si amén de lo dicho se requiere de un mayor número de horas de cuidado diario, ello se denominan las “horas de presencia”, que habrán de ser previamente pactadas con el cuidador. En definitiva, se trata de las horas extraordinarias de la cuidadora interna, adicionales a las de su jornada ordinaria y habitual.

Igualmente en este apartado, el salario de una cuidadora interna en 2020 se corresponde con lo normativamente establecido y regulado en cuanto al Salario Mínimo Interprofesional.

Además, es recomendable usar el modelo de contrato de cuidados facilitado por la Administración Pública a través de la página web del Ministerio de Trabajo. Incluye sueldo, horas, cotización correspondiente de ambos términos de la relación laboral en la Seguridad Social, etc. Además, es aconsejable adjuntar un anexo del contrato con las actividades incluidas en este, para así evitar conflictos innecesarios con la empleada.

Siguiendo en esto y en las retribuciones los requisitos legales, podremos mantener una óptima relación con la profesional que ha de garantizar el bienestar de nuestros seres queridos.

El sueldo de una cuidadora interna en 2020 se halla estrictamente regulado por la correspondiente disposición reglamentaria del Salario Mínimo Interprofesional aprobada en Consejo de Ministros, por lo que es fundamental para una sana relación laboral y para evitar problemas legales y complicaciones varias, que lo tengamos muy en cuenta.